image for Cómo combinar sexo con ejercicio y no abandonar a mitad de camino

Cómo combinar sexo con ejercicio y no abandonar a mitad de camino

Mientras que hay mucha discusión acerca de está comprobado que la actividad sexual es buena para la salud y que tener sexo de forma frecuente es bueno para el corazón, para las emociones y para el bienestar general.

De manera que tener sexo saludable puede ser un gran propósito para este año, pero mejor aun puede ser combinar sexo con ejercicio, de manera que ambas actividades se retroalimenten y te hagan sentir no solo más energética, sino también más sexy y más atrevida.

Estas son algunas ideas para motivarte al ejercicio y que te queden energías para el sexo:

 

Mañaneros: Si eres de esas afortunadas mujeres que logran despertarse temprano (antes de las 6 a.m.) aprovecha para tener sexo apenas te despiertes, y luego sal a correr (si es que hay luz y la temperatura no es congelante). Para las 8:00 a.m. te sentirás la reina del mundo, lista para conquistar tu jornada laboral, o para empezar tu día de trabajo o estudio con la mejor energía posible.

Mitad del día: Saltarte la comida al mediodía no es una buena idea, pero si no te gustan o no te sale ejercitar por la mañana, sí puedes usar una media hora de tu almuerzo para salir a caminar y ejercitar tu cuerpo durante la jornada de trabajo. Si trabajas part time y puedes hacerlo, usa esa hora para ir a yoga o al gimnasio. Una vez ejercitada y estirados los músculos, reserva la tardecita para el sexo y te irás a dormir como un angelito.

Nochecitas: Si eres como yo, que tienes la energía (y urgencia) de salir a correr o de momorete por la tarde, después de pasar horas sentadas, ve al gimnasio o a caminar, o nadar, o por qué no a patinar sobre hielo después del trabajo. De regreso a casa, date una ducha y antes de ponerte la ropa, seduce a tu pareja para cerrar el día con orgasmos.

No hay horarios convenientes para tener sexo ni para ejercitarse (es decir, siempre es buen momento para hacer algo saludable y placentero), pero a veces nos toca organizarnos para que el cansancio o la flojera no nos ganen y no nos quedemos sin darle al cuerpo ese movimiento y ese placer que tan bien le hacen.
Recuerda, el sexo y el ejercicio te harán sentir de maravilla si lo haces bien y si eres constante. Piensa cuántas veces dudaste en ir a tu clase de gimnasia, pero tras haber terminado te sentiste en la gloria. No dejes que la falta de motivación te quite ese placer tan importante para tu cuerpo y tu mente, que a su vez también no solo fortalecerá tus músculos sino también tu relación de pareja y tu vida sexual.

 
Foto: iStock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios