image for Ejercicios de Kegel: ayudan a tener mejor sexo

Ejercicios de Kegel: ayudan a tener mejor sexo

Seguro escuchas todos los días -y bien lo sabes- que es muy importante ejercitar el cuerpo para tener una buena salud en general. Y también ejercitar el cerebro, para tener buena memoria y lucidez. ¿Pero cuántas veces te han sugerido que ejercites tus partes íntimas para tener mejor sexo?

son recomendados por médicos para reforzar los músculos pélvicos. Estos músculos son los que juegan un rol fundamental en la contención urinaria. Los especialistas los recomiendan en casos de personas que no pueden contener la orina, pero también para mujeres que han perdido fortaleza en los músculos pélvicos tras el parto.

Además, son ejercicios que sirven para mejorar la vida sexual porque ayudan a: aumentar la excitación, el tono vaginal y la lubricación, y a mejorar los orgasmos y la circulación de la sangre a los genitales.

Tienes motivos muy ‘valiosos’ para probarlos. ¿Por qué? Estos ejercicios son realmente simples, no requieren de equipamiento ni de un espacio específico, se pueden hacer en cualquier lugar y a cualquier hora (aunque los médicos sugieren tener un horario para crear una rutina).

Cómo hacer los ejercicios en forma correcta

La Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos ofrece detalles de cómo hacer los ejercicios. “ es como fingir tienes que orinar y luego te contienes. Consiste en relajar y apretar los músculos que controlan el flujo de orina”, establece.

Para asegurarte que estás haciendo bien los ejercicios, los especialistas sugieren poner un dedo dentro de la vagina y apretar los músculos. Si sientes que los músculos están tensos y van como hacia arriba, lo estás haciendo bien.

Lo ideal es hacer los ejercicios Kegel tres veces al día, con 10 repeticiones por sesión (una sesión por la mañana, en la tarde y en la noche).

Trata de respirar profundamente y relajar el cuerpo. Asegúrate que no estás apretando el estómago, ni las nalgas, ni los músculos del pecho.

thumbnail of feature post
Los ejercicios y el sexo
 

La clave es que hagas los ejercicios en forma correcta, porque si lo haces con demasiada fuerza puede ser que los músculos vaginales se tensionen demasiado y termines sintiendo dolor durante el sexo (¡el efecto contrario al que buscas!)

Comenzarás a notar cambios a partir de la cuarta sesión, pero los moredaderos cambios vendrán a partir de los tres meses, ¡así a practicar!

 

 
Fotocaptura de postura de ejercicios Kegel del video Botica de la Abuela
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios