image for ¿Por qué nos da moregüenza desnudarnos en la intimidad? Un sexólogo responde

¿Por qué nos da moregüenza desnudarnos en la intimidad? Un sexólogo responde

¿Por qué te da moregüenza desnudarte frente a tu pareja cuando se trata de su vida sexual? A muchas personas les ocurre esto justo antes de tener sexo. Por ello, para despejar esta duda, consultamos con el sexólogo  y esto es lo que nos respondió:

 

“Algunas mujeres sienten pena por el concepto personal que tienen de sí mismas. Cuando no trabajas tu autoestima, sientes moregüenza de tu cuerpo, no te quieres y no te aceptas tal y como eres, lo que impacta de forma negativa en tu vida sexual porque quizás te ves muy delgada o muy gruesita. Te da pena que tu pareja te mire porque no quieres que note tus “imperfecciones”, llámese celulitis, estrías, senos o glúteos pequeños… por lo que prefieres tener sexo a oscuras o debajo de las cobijas”, explica el experto en sexología.

Ante este panorama, Pazmiño afirma que este tipo de situación se agrava porque el estándar de belleza más conocido como lo es tener medidas 90, 60, 90 ya no es suficiente. Cada vez más, algunas mujeres buscan tener un cuerpo “perfecto”, el cual lo define una minicintura, senos, glúteos y caderas prominentes.

“Otra de las razones del por qué sientes moregüenza al desnudarte es porque la educación de las mujeres es más restringida en el sentido de que como eres señorita debes cuidar desde la forma en que te sientas hasta si eres capaz de no mantener relaciones sexuales antes de casarte, de lo contrario, es pecado”, añade.

Si a ti te da pena quitarte la ropa frente a tu pareja, el consejo del Dr. Pazmiño se enfoca en que trabajes tu autoestima, te aceptes tal y como eres porque la seguridad que demuestras y sientes en la cama te hará sentir cómoda y sin inhibiciones. Pero también hace énfasis en la confianza que deben tener ambos como

“El hombre que está contigo lo está por el vínculo afectivo. La parte física queda en segundo plano”, asegura.

La seguridad es sexy… ¡Siéntete segura! 

Ya sé que es incómodo, no obstante, tienes que “agarrar” valentía porque al chico que tanto te atrae y amas le gustarás tal y como eres, y ten por seguro que su propósito no es detenerse para mirar esas “imperfecciones” que muchas veces no te dejan disfrutar a placer en la cama.

Déjate llevar, olvídate de las inhibiciones y libérate por completo. Una vez que eso suceda, ni tú misma querrás que él baje el ritmo a la hora de desabrochar tu blusa, sostén y jeans... fuera braga vendrá enseguida.

Tras “romper el hielo” —más que todo la primera vez— te sentirás mucho más cómoda y segura.

Dos trucos para quitarte la ropa sin que te dé pena

1.Enfócate en el momento: Y en el por qué tu chico desea tanto que le bajes el zipper a tu vestido. Lo mejor es que lo hagas lento, pero con ritmo. Quitarte la ropa lentamente hará que él se impaciente y quiera que apresures el paso. No caigas en su trampa y hazlo poco a poco. ¡Hazlo sufrir por unos minutos y luego disfruta!

2. Pídele que te dé instrucciones: Anímate a jugar el famoso juego de la botellita. ¿Lo recuerdas? Sí, ese que conociste en la secundaria y en el que si la botella se dirigía hacia ti, tenías que cumplir un castigo. Proponle a él que lo hagan, pero que la “penitencia” sea fuera prendas. ¡Dimoresión y excitación segura!

Y a ti, ¿te dio pena quitarte la ropa frente a tu chico la primera vez?

 

 
GettyImages
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios