image for 8 razones por las cuales NO debes revisarle el teléfono a tu chico

8 razones por las cuales NO debes revisarle el teléfono a tu chico

Chicas, ya sé que la curiosidad a veces puede más, pero revisar el teléfono de nuestro chico no es una práctica saludable.

La psicóloga María Álava Reyes explica que cuando tienes sospechas de infidelidad o que sucede alguna cosa, es mejor que obtengas información de otra manera antes de vulnerar el espacio privado de tu . Lo dice porque es un pilar fundamental para tener una relación sana.

Pero, ¿por qué no debo revisar el móvil de mi chico? 

De seguro más de una vez has notado que él esconde su teléfono o lo apaga por las noches. Y es que actualmente la confianza de las parejas corre peligro tras el uso de redes sociales como Facebook y WhatsApp. Cuando la desconfianza se te mete entre “ceja y ceja”, no hay explicación que te detenga. ¿Verdad?

Si este es tu caso, atenta a las razones por las cuales no deberías husmear en el teléfono de él:

1. Si tú lo haces, él también: El indica que si tus celos van más allá, comenzarás a buscar pruebas que confirmen tu percepción. Tu abuela, mamá y tía revisaron los bolsillos de los pantalones de sus esposos, pero en los tiempos de ahora esperas que él se descuide para ingresar a su perfil en Facebook o revisar los mensajes de texto. Cuando crees que algo se te oculta, llegas a pensar que esa es la única manera de descubrirlo. En su momento sabrás que no es correcto, pero lo seguirás haciendo sin culpa alguna.

Aunque no te guste, si tienes la costumbre de husmear en las pertenencias de tu chico, es probable que él se atreva a irrespetar tu espacio. Y bien dice el dicho “el que nada debe, nada teme”, pero aunque no tengas nada que ocultar, no es agradable que otras personas invadan tu privacidad.

2. Construyes historias: En algún momento te ha pasado y no lo puedes negar. Al leer los mensajes que le llegan a tu chico, construyes historias que ni existen.  Claro está que no queremos tapar el sol con un dedo diciendo que NO existen mensajes comprometedores; sin embargo, toma en cuenta que la forma de interpretación es distinta en las personas.

3. Se pasa por alto el derecho a la intimidad: Por más que te cueste controlarlo, no lo hagas. Los hombres suelen ser muy delicados con asuntos como estos (por algo será); sin embargo, lo más sano es mantener una conmoresación y dejar las cuentas claras.

4. : No te conviertas en una detective tratando de buscar pruebas. Es posible que malinterpretes los datos y generes un conflicto, dice el Dr. Ghedin.

Lee más
thumbnail of feature post
Cómo distinguir el amor de la obsesión
 

5. Enojo: Como no consigues lo que quieres, es probable que te enojes contigo misma. No te obsesiones, no vale la pena. Por más rabia que tengas, no inviertas tiempo y fuerzas. Habla con tu chico y lleguen a acuerdos.

6. Llevas las de perder: Cuando revisas, pierdes algo de tu propia vida. No permitas que esa desconfianza te haga perder tu libertad. ¡No vale la pena!

7.  Cero comunicación: Cuando ambos deciden abrir las puertas del diálogo, hay mayor comunicación. Pero tu obsesión podría darle pie a seguir en un calvario que durará el tiempo que decidas.

8. Infidelidad: Si antes tuviste la mala experiencia de pasar por una infidelidad, analiza la posibilidad de seguir juntos, pues dicen que “perro que come huevos, ni quemándole el hocico”. ¿Crees lo mismo?

 

 
istock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios