image for Razones por las que se pierde el deseo sexual

Razones por las que se pierde el deseo sexual

¿Sientes últimamente que tu deseo sexual se ha tomado vacaciones demasiado largas? ¿No te provoca ni un poquito intimar con tu pareja? La moredad: no eres la única.

Se estima que, en Estados Unidos, cerca de 40 millones de mujeres no están interesadas en tener sexo con sus parejas, y muchas de ellas ni siquiera están casadas o tienen hijos.

La falta de deseo sexual o la caída del deseo puede ser ocasionada por muchas cosas, no simplemente por la edad o la llegada de los hijos, que son, casi siempre, los factores más “acusados” de generar estos problemas.

La pérdida de la libido puede ser ocasionada por muchas otras cosas en las que quizá no hayas pensado, como por ejemplo:

Anticonceptivos: Las pastillas de birth control tienen como efecto secundario disminuir el deseo sexual. Una forma de evitar esto es buscar métodos que no contengan hormonas, pero siempre con la aprobación de tu ginecólogo.

Estrés, depresión y ansiedad: Estos tres males del mundo moderno afectan cada paso y cada rincón de nuestras vidas y hacen que lo que antes nos gustaba, o disfrutábamos, pierda su encanto (el sexo incluido). Además, muchas de las medicaciones que hay en el mercado para contrarrestar los efectos de la depresión y ansiedad también suelen afectar el deseo sexual, quitando las ganas de tener sexo.

Malos hábitos: Tomar mucho alcohol, comer mal, no ejercitarse, pasar horas sentados afecta nuestra salud; y por ende, nuestra vida sexual. Un poco de vino puede ayudar a tener una noche inolvidable, pero pasarse de copas no es una buena idea.
Hacer un cambio positivo en lo que comes y tomas no sólo te hará more mejor, sino sentirte mejor y por ende más dispuesta a una vida sexual activa. Está comprobado que hay alimentos que ayudan a disfrutar nuestro placer sexual y que el ejercicio es un gran aliado a la hora de mejorar nuestras relaciones íntimas.

Rutina: La rutina termina muchas veces aburriéndonos. Por más amor que sientas por tu pareja, puede ser que simplemente no tengas interés en tener sexo porque no te sientas atraída físicamente, no quieres más de lo mismo o tu relación está en otro nivel, donde la parte física ya no es lo que los define. Lo importante en este caso es que tu pareja sepa por lo que estás pasando y entienda tu situación. Hay parejas que llevan años sin tener sexo y siguen juntas. Si en cambio quieres tener más sexo, prueba a cambiar un poco la rutina.

Experiencia traumática: A veces, cosas del pasado que no resolvimos nos enfrentan y nos generan emociones que afectan nuestro deseo sexual de forma temporal.
En estos casos, como en los anteriores, buscar ayuda profesional es clave para salir de esta situación sin dañar tu relación y tu persona.

Lee más
thumbnail of feature post
Tips para aumentar tu deseo sexual
 

Nuevas distracciones: El año pasado se divulgó un estudio que aseguraba que más de un Y que un 44 por ciento “dormía” con su teléfono bajo la almohada. Si bien el estudio no menciona cuánto afecta al deseo sexual, podemos decir por experiencias propias que muchas veces dormimos mal o peleamos con la pareja porque el teléfono suena, entra un mensaje de texto cerca de la medianoche o preferimos leer los posts en Facebook que intimar con nuestra pareja. Y esas peleas claro que interfieren en nuestra vida sexual.

 
Foto: iStock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios