image for 8 secretos que nunca deberías contarle a tu pareja

8 secretos que nunca deberías contarle a tu pareja

Tienes muy claro que la honestidad es la base de toda relación amorosa, pero él no tiene por qué saber todos tus secretos. Y esta lección de vida la apoya Marianne Dainton, profesora de la Unimoresidad de La Salle, Filadelfia, quien ha realizado decenas de investigaciones sobre la comunicación de las parejas. En un artículo publicado por asegura que las parejas más sinceras normalmente son las menos felices.

“Hay en las que, nos guste o no, tenemos que incurrir de vez en cuando: todas aquellas que se dicen para proteger a la persona que queremos, o a nosotros mismos, de una situación desfavorable para ambos”, explica.

Por su parte, un estudio publicado por la revista  apunta que la idea de “engañar” a alguien de buena fe con intención de evitar que se ofenda es una estrategia positiva para la salud de cualquier relación de pareja.

Justamente para cuidar tu relación de pareja existen secretos que tienes que evitar contarle a tu chico. ¡Mujer prevenida vale por 2!

1.Cuando su familia no es de tu agrado

Tu madre o abuela ya te habrán dicho más de una vez: “Prepárate, cuando te cases no solamente lo harás con él, sino con toda su familia”.

Este tema de la familia política es complejo. La mayoría de las personas llevan una relación algo distante con los suegros porque por experiencia propia o porque han escuchado confesar a alguna de sus amigas que los padres de su chico le hacen la vida imposible. A pesar de las circunstancias y sin que te gane la ira, evita emitir comentarios negativos hacia ellos. Si se los tienes que hacer saber, busca la manera más sutil de hacerlo. Al final él es tu pareja, la persona que más amas y no querrás herirlo.

2. Fantasear con otro 

Las fantasías sexuales despiertan la pasión en cualquier relación, fortalecen el acto y a ellos les encanta, pero de ahí a confesar que te excita pensar en pasar una noche con un actor o con un compañero de oficina, no resulta nada acertado.

Wendy Strgar, autora del libro Sex That Works: An Intimate Guide to Awakening Your Erotic Life, recomienda usar las fantasías para despertar la libido porque tienes la habilidad de orientar esa excitación de regreso a tu pareja íntima.

via GIPHY

3. Pedirle que haga cosas que hacía tu ex 

¿Cómo te sentirías si sucediera lo contrario? Tu ex es eso, pasado. Si ya no estás con él, es posible que no sean el uno para el otro. Date la oportunidad de experimentar cosas nuevas. Jamás pretendas que tu pareja se sienta cómoda cuando le pidas que acepte realizar una postura sexual que tú solías hacer con tu ex. Por más tentador que sea, no es bueno decirle: “Me gustaba más como lo hacía mi ex”. ¡Cuidado!

Lee más
thumbnail of feature post
8 frases machistas que NUNCA deberías tolerar
 

4. Algo que no te atrae tanto de su cuerpo  

“Preferiría que sus dientes estuvieran más parejos”, “es que su abdomen no es tan sensual”, “tiene las uñas de los pies muy descuidadas”… Son algunas de las opiniones que he escuchado decir de boca de algunas amigas. Si lo piensas, mejor guárdatelo. A ninguna persona le gusta que su pareja le recuerde sus puntos débiles.

via GIPHY

5. Admitir que chequeas su móvil 

La mayoría de las mujeres lo han hecho al menos una vez en su vida. Estar pendiente del teléfono de tu pareja es un hábito automático y más cuando apenas estás iniciando una relación porque aún la confianza no está consolidada. Es normal que sientas curiosidad por saber con quién habla y qué tipo de conmoresaciones tiene, pero si has curioseado sin permiso, confesarlo NUNCA es una buena idea porque das la impresión de que eres una mujer insegura.

6. Reconocer que hablas con tu ex 

Si tienes una relación de amistad, excelente. Lo que pasa es que no todos los hombres y mujeres consideran que sea conveniente por respeto a tu nueva pareja. Evita que los celos hagan estragos y si consideras que a ti no te gustaría que tu chico hablara con su ex, opta por evitarlo.

via GIPHY

7. Confesar cuál ha sido el mejor sexo que has tenido, pero no fue con él 

¡ERROR! Ese encuentro sexual fue inolvidable porque ambos se compenetraron, pero déjalo ahí. ¡Nunca des detalles!

8. Reconocer que cometiste una

¿Por qué NUNCA deberías confesar una infidelidad? Si lo haces, tendrás dos caminos: arreglarás lo que ya está mal o te obligará a terminar.

Juan Carlos Kusnetzoff, psiquiatra y sexólogo, ofrece su opinión en el libro Las 1000 preguntas que siempre te hiciste sobre sexo.

“Hay quienes afirman que una infidelidad, más si es un desliz pasajero, nunca debe ser admitida y menos confesada a la otra parte, ya que ocasiona un dolor innecesario e irreparable cuya única salida es la separación”, explicó.

Y tú, ¿qué otros secretos crees que NUNCA deberías confesarle a una pareja? 

via GIPHY

 
istock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios