image for Qué debes tener en cuenta antes de hacerte una operación estética

Qué debes tener en cuenta antes de hacerte una operación estética

El cirujano de celebridades y doctor experto comparte sus consejos para que tomes la decisión que más se ajusta a tu situación si estás pensando en hacerte una operación estética. 

 

“Al igual que en todos los negocios, en última instancia se recibe lo que se paga. Si un paciente decide escatimar en sus tratamientos de bienestar recurriendo a la búsqueda de ofertas y cupones, puede terminar pagando con su salud, que es mucho más devastador que pagar un poco más de dinero por un servicio de calidad y en el consultorio de un médico de confianza”, dice el doctor. Por ese motivo quisimos preguntarle en qué debemos fijarnos antes de dar un paso tan importante para nuestro aspecto físico y nuestra salud.

 

1.Evalúa tus opciones
Un procedimiento quirúrgico es una decisión que no puedes tomar a la ligera, especialmente si involucra anestesia y un período considerable de recuperación. Lo primero que tienes que evaluar es si una cirugía es el camino adecuado para ti. “La cirugía plástica puede hacer muchas cosas maravillosas, pero hay límites. Los resultados deben ser naturales e indetectables. No es la intención que te veas diferente, extraña o similar a tu estrella de cine favorita. Te puede hacer more más joven, fresca y más bella cuando se realiza por las razones correctas”, dice el doctor. “Asegúrate de que tu motivación se base en cómo te sientes sobre ti misma y no en satisfacer los deseos de otra persona. Nadie más puede more o que ves cuando te miras en el espejo. La mayoría de los amigos y seres queridos a veces no entienden el por qué de la cirugía, cuando te quieren como eres. Contrariamente a la creencia popular, la cirugía plástica más exitosa se hace a pesar de las presiones sociales, no a causa de ellas”, agrega.

2.Elige el cirujano acreditado 
La oferta de cirujanos es amplia y puedes usar medios tradicionales o el internet para encontrar uno competente. Sin embargo, como no están regulados, el doctor Motykie recomienda que revises el conjunto de habilidades y la experiencia con otras fuentes. “Comprueba la formación de los médicos, la certificación, si es miembro de una sociedad y su reputación online. El estándar de oro para las credenciales del cirujano es la certificación de una junta de especialidad que sea miembro de la . Un cirujano certificado por la junta ha pasado por una formación amplia, bien regulada y supervisada, y un conjunto de exámenes rigurosos para formar parte de un grupo selecto de médicos altamente educados, capacitados y éticos”, explica.

3.Verifica el lugar del procedimiento

“El principal guardián que protege a los pacientes de la incompetencia es el hospital con el que su médico está aliado” agrega el doctor Motykie. “Muchas de las cirugías se realizan en un centro de cirugía o una oficina de cirugía bien equipada. Comprueba que el cirujano que elegiste también tenga privilegios para realizar estas mismas operaciones en un hospital local. Por último, asegúrate de que las instalaciones donde se va a realizar la cirugía cumplan con todas las normas de seguridad y estén certificadas por una de las cuatro organizaciones certificadoras. La central principal de acreditación es la ”.

4.Considera tratamientos alternativos

Las fronteras de la estética se mueven con rapidez. Dependiendo del lugar del cuerpo que quieras modificar, en la actualidad existen alternativas seguras y efectivas que no involucran una recuperación larga o tiempo fuera del trabajo. Un spa médico acreditado es un buen lugar para empezar la investigación. El doctor describe estos tratamientos como “procedimientos de la hora del almuerzo”, que ofrecen resultados rápidos con mínimo riesgo de hinchazón y moretones. Entre sus ejemplos, menciona la liposucción indolora que se realiza a través de la congelación de las células de grasa con el sistema CoolSculpting.
Si escuchas de un tratamiento nuevo con resultados increíbles a un buen precio, puedes evaluarlo. El doctor Motykie recomienda que no te fijes solamente en si es más rápido, más barato o mejor. “La moredadera pregunta es si la tecnología es eficaz y segura. No me sorprenden las tecnologías ‘más nuevas’, pero estoy entusiasmado por la eficacia y la seguridad de los dispositivos de radiofrecuencia y láser más recientes que permiten obtener resultados visibles con tiempo de inactividad mínimo”.

Lee más
thumbnail of feature post
Todo lo que debes saber sobre la bichectomía, la cirugía que adelgaza el rostro (FOTOS)
 

5.Maneja las expectativas sobre el resultado

El doctor reconoce que un buen número de personas acuden a su consulta con expectativas poco realistas, buscando resolmore problemas más allá de lo físico e, incluso, con fotos de resultados improbables. Un número reducido puede tener lo que se conoce como trastorno dismórfico corporal, una enfermedad mental que se caracteriza por una obsesión implacable por arreglar un defecto percibido que a menudo es visto como menor o hasta no detectable por otros.
Un procedimiento puede mejorar la autoestima, pero se debe tener una imagen realista de sí mismo para empezar. Algunos pacientes buscan hacer una corrección a algo que les ha molestado desde que eran jóvenes (por ejemplo, una nariz), y otros simplemente tienen un impulso para mejorar. No es aconsejable que se considere la cirugía como respuesta a la confusión emocional. “Si estás en medio de una crisis, es posible que necesites sanar emocionalmente antes de considerar la cirugía estética. De hecho, lo mejor es tener una actitud mental saludable”, afirma.

 

6.Ten en cuenta tu tipo de piel 

Para decidir si la cirugía es la mejor opción es importante considerar tu origen étnico y tipo de piel. La mayoría de los pacientes ya saben si tienen problemas con la formación de cicatrices gruesas en base a cómo sanaban las cicatrices de su infancia, así como cicatrices de otros procedimientos quirúrgicos o cosas tan simples como un piercing”, comenta el doctor Motykie. “Si tienes un historial de formación de cicatrices gruesas y/o más oscuras, procedimientos como levantamiento de senos, abdominoplastía y estiramiento facial (que implican cicatrices más largas) deben tratar de evitarse”. El doctor también recalca que, en los últimos años, las terapias de prevención y tratamiento de las cicatrices han mejorado sustancialmente.

 

Ahora que ya tienes la información necesaria, ¿te someterías a una operación estética? De ser así, ¿qué te harías?

 
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios