image for Suplementos vitamínicos que debemos consumir para mantenernos saludables y bellas

Suplementos vitamínicos que debemos consumir para mantenernos saludables y bellas

Si estás en el grupo de las personas que complementan su alimentación con , es importante que conozcas los beneficios de los que más se consumen actualmente.

“Podemos decir que entre el 1999 y el 2012 el consumo de suplementos vitamínicos ha aumentado significativamente. Por ejemplo, el uso de vitamina D casi se cuadruplicó y el uso de suplementos de aceite de pescado (Omegas) aumentó nueve veces”, dice , entrenadora holística de salud y creadora de .

Ahora bien, según la entrenadora, no es solamente tomar suplementos vitamínicos, es saber cuáles necesitamos y con qué los debemos combinar para aumentar la absorción y beneficios de cada uno. Es importante que tengamos en mente que estar saludables es parte de mantenernos bellas, ya que esto se traduce en una piel saludable, un cabello radiante, unas uñas fuertes y sobre todo, en nuestro estado de ánimo.

Lee más
thumbnail of feature post
¡Adiós a la barriga! 3 ejercicios para hacer en casa y presumir de un vientre marcado (VIDEO)
 

“Siempre recomiendo hacerse estudios que puedan revelar si tienes alguna deficiencia vitamínica. También es muy importante que el médico o entrenador de la salud que visites haga un análisis de tu dieta para poder llegar a la conclusión de qué vitaminas o minerales estás consumiendo en tu dieta diaria e identificar cuáles aumentar o disminuir según tu alimentación y necesidades”, puntualizó González. “Muchas veces podemos darnos cuenta de si estamos deficientes de alguna vitamina o mineral con tan solo analizar la apariencia de nuestro cabello, piel, uñas, etc.”, añadió la experta.

A continuación, las principales vitaminas y minerales que nos ayudan a mantenernos saludables:

Hierro

Recomiendo tomarlo con un vaso de jugo de naranja. La investigación muestra que la vitamina C mejora la absorción de hierro de tu cuerpo.

Importante: no lo consumas con productos lácteos o antiácidos. Pueden contener calcio, que puede interferir con la ingesta de hierro.

Calcio

Tomarlo con vitamina D. La vitamina D ayuda a aumentar la absorción del calcio. Es recomendable consumir aproximadamente 600 UI de vitamina D al día.

No exageren. El consumo exagerado de calcio no nos da huesos biónicos, esto nos puede provocar cálculos renales o estreñimiento y, según algunos análisis, también aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas. La cantidad diaria recomendada para la mayoría de los adultos es de 1,000 miligramos; esto es, sumando suplementos y alimentos combinados; por ejemplo, solo un envase de ocho onzas de yogur bajo en grasa proporciona el 42 % de este mineral.

Aceite de pescado o ácidos grasos omega-3

Consúmelos con comida. Esto nos ayuda a minimizar los efectos secundarios desagradables como el eructo y la acidez estomacal.

No los tomes con aspirina u otros anticoagulantes (a menos que sean recetados por un médico). Estos suplementos pueden actuar como anticoagulantes, aumentando el riesgo de sangrado.

Vitaminas A, D, E y K

Es muy importante consumir estas vitaminas como parte de nuestra dieta. Debemos tomarlas acompañadas de grasas saludables, ya que pueden ser mejor absorbidas con las comidas que contienen estas grasas.

No debes tomar vitamina K si tomas algún anticoagulante como la warfarina. La vitamina podría contrarrestar el medicamento y aumentar la probabilidad de que la sangre se coagule.

Potasio

Importante consumir magnesio para ayudar a la absorción del potasio. Nunca lo tomes con medicamentos para la presión arterial. Importante, el consumo excesivo de potasio puede provocar debilidad muscular, parálisis y latidos cardíacos anormales conocidos como arritmias.

Magnesio

Este mineral nos ayuda a eliminar el ácido en los riñones, mejorando el funcionamiento renal. También nos ayuda a dormir y descansar mejor, lo cual es muy importante para lucir radiantes. Se recomienda ingerirlo para disminuir los niveles de estrés y combatir la depresión. Ayuda a prevenir y combatir lesiones musculares como, calambres y fatiga muscular. Además de ayudarnos a mantener buena condición cardiovascular, contribuyendo a la limpieza de las arterias.

Probióticos

Muy, muy recomendados. Los probióticos son microorganismos beneficiosos; por otro lado, los prebióticos son carbohidratos que nuestros cuerpos no pueden digerir y que ayudan a alimentar a los probióticos. Las fuentes prebióticas incluyen espárragos, plátanos y legumbres.

Además, Leonella puntualizó que es importante que antes de decidirnos por alguna marca en particular debemos estar seguros de que son marcas moreificadas por agencias tales como: ConsumerLab.com, UL, NSF International o la US Pharmacopeial Convention (USP), ya que la FDA no evalúa estos productos antes de que salgan a la venta, por lo tanto, elijan las que especifiquen que han sido moreificadas.

 
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios