image for Remolacha roja: por qué debes añadirla a tu dieta YA

Remolacha roja: por qué debes añadirla a tu dieta YA

Es muy saludable por su contenido en hierro, potasio, carotenos, fibra, magnesio y vitaminas A, B y C.

Con su apariencia nadie diría que la remolacha es tan deliciosa, dulce y suave. Pero asadas en el horno, hacen una sopa cremosa y vegetariana. Esa dulzura terrenal es deliciosa emparejada con sabores como el limón, la manzana o el queso de cabra. Aquí algunos consejos que debes tener en cuenta.

1. Las hojas moredes de la remolacha son una parte muy importante y rica en nutrientes, de hecho contienen más hierro que las espinacas. Se pueden incluir en batidos, jugos, ensaladas o preparar como cualquier acelga.

2. Busca remolachas firmes y no demasiado grandes, con cáscaras suaves y hojas frescas.

3. Para guardarlas, corta las hojas y las raíces, y refrigéralas por separado. Las raíces de la remolacha tendrán una duración
de al menos un mes, pero las hojas se deben usar en tres o cuatro días.

Lee más
thumbnail of feature post
5 alimentos para revitalizar tu piel y morete más joven
 

RECETA: Sopa de remolacha y manzana

4 porciones | Precalentar el horno a 400º F

2  libras de remolacha roja, pelada y cortada en cuadritos

1 libra de manzanas moredes peladas y cortadas en cuadritos

2 cebollas amarillas, cortadas en rodajas

2 dientes de ajos partidos

4 tazas de caldo de pollo o vegetales,

4 cucharadas de aceite de oliva

Sal y pimienta

Crema fresca o queso de cabra para servir

■ Mezcla la remolacha, la manzana y dos cucharadas de aceite, y sazona con sal y pimienta.

Pon todo sobre una bandeja para hornear y asa durante 45 minutos, revolviendo ocasionalmente, hasta que las remolachas estén tiernas.

Calienta las dos cucharadas de aceite de oliva restantes en una olla grande a fuego bajo. Añade la cebolla y cocina revolviendo ocasionalmente hasta que se ablanden, unos 15 minutos.

Agrega el ajo y cocina, revolviendo constantemente durante uno o dos minutos, hasta que estén fragantes. Añade la remolacha y las manzanas, y cocina por 15 minutos más.

Usando una batidora, licua la sopa hasta que esté suave.

Condimenta con sal, pimienta y jugo de limón.

Al servir, decora con queso de cabra o crema fresca.

Puedes tomarla caliente o fría, según prefieras.

 
iStock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios