image for 5 poderosas razones por las que NUNCA deberías casarte

5 poderosas razones por las que NUNCA deberías casarte

Tu mamá o abuela de seguro te han dicho: “si te casas con la mentalidad de divorciarte, mejor ni te cases”. Lo dicen porque las oficinas de abogados están repletas de expedientes en trámite de separación. En la actualidad, las parejas que caminan hacia el altar tienen como opción la separación si las “cosas no resultan”. Otras prefieren vivir con su (a) sin tener que dar ese paso que, para muchos, arruina todo.

La monotonía y el morese todos los días podrían cansarte y si existe un “contrato” de por medio, la situación se hace pesada y agotadora.

En un interesante artículo Leah Hager Cohen, autora del libro I Don’t Know: In Praise of Admitting Ignorance (Except When You Shouldn’t) y publicado por el Huffington Post, explica algunas de las razones por las cuales los jóvenes como tú o en sí mujeres y hombres no deberían casarse NUNCA.

Lee más
thumbnail of feature post
¿Por qué él nunca dejará su matrimonio por una amante?
 

1. No casarse no significa quedarse solo: Si estás casada(o), sabes que luego del trabajo en tu casa te espera tu esposo(a) en el que tienes un enorme apoyo para reír o llorar en las alegrías y tristezas. Sin embargo, ¿quién te dice a ti que no puedes conseguir todo eso con tus amigos o novio? Tomar la decisión de NO casarte no te priva de esos momentos en los que sientes el apoyo o el abrazo de alguien que te ama. La escritora comenta que quizás tú eres como ella, con una de una década y esperando a que sea de por vida. Quizás optes por no tener pareja. En lugar de eso, prefieres tener la libertad de salir con tus amigos a cenar un viernes por la noche, sin tener que decirle a ese chico que llegarás tarde; irte de viaje a Las Vegas; quedarte un sábado en tu apartamento viendo películas en Netflix y que al caer la tarde el fregadero esté repleto de platos por lavar por el día relax que tuviste, sin tener que darle explicaciones a nadie…

via GIPHY

2. El amor es un misterio: Por definición, el matrimonio es un contrato. ¡Así de simple! Y si ya estás casada lo has podido comprobar, pues la relación cambia en un 100% en el matrimonio. Si estás realmente enamorada, no necesitas que nadie (un sacerdote, juez, ni un papel) te diga que debes demostrarlo con una firma. Tú sabes muy bien lo que tu corazón siente.

via GIPHY

3. Nada te blinda de las cosas malas: El matrimonio no te asegura que no te van a suceder cosas malas. Algunas dirán que hasta hace que aumente la posibilidad. Esa seguridad de acompañamiento en días complicados la obtienes de tu pareja también, quien te demuestra que está contigo en las buenas y en las malas. La sientes con tu mejor amiga, quien decide que necesitan un descanso en la playa y te motiva a planear un viaje inolvidable. O también sientes esa seguridad con tus amigos, compañeros de trabajo o hasta vecina, quienes te la proveen en todo momento y no tienes que tener un esposo para ello.

via GIPHY

4. Porque tienes el derecho de terminar y comenzar de nuevo: Cohen explica que ella y su novio llevan 10 años de relación y que, cada vez que tienen una discusión, le alivia saber que no hay nada que los mantenga unidos, excepto el deseo de hacer que funcione.

“Sabemos que tenemos la libertad de terminar cuando las cosas se pongan horribles. Un dulce y paradójico pensamiento de empoderamiento. Durante los días más tristes y feos, me siento reconfortada en ese sentido, lo cual me ha dado la voluntad de dedicar tiempo para nosotros”, dice.

via GIPHY

5. No tienes por qué cerrarte a la posibilidad: Aunque puedes casarte el próximo año, el siguiente o el siguiente… no es una orden ni una obligación. Sin embargo, mantenerse abierto a la posibilidad tampoco se descarta sin importar si estás en una relación larga, corta o volando en solitario. No sabes qué te deparará el destino. Muévete hacia él, con los ojos abiertos en los límites…

via GIPHY

Y piensa antes de tomar esta importante decisión en la frase que dijo una vez George Bernard Shaw: “Una mujer nunca debe casarse con el hombre de quien está enamorada porque haría de ella una perfecta esclava”. 

 

 
istock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios