image for ¿Puedo tener una mascota si sufro alergia? ¡Claro que sí!

¿Puedo tener una mascota si sufro alergia? ¡Claro que sí!

Llevas toda tu vida queriendo adoptar una mascota, pero eres alérgica y el problema se ha conmoretido en la muletilla predilecta cada vez que sientes el impulso de llegar al albergue y llevarte uno. No sufras más. Aquí te damos los consejos necesarios para que puedas convivir con mascotas aunque tengas alergias. Lo importante es tener una estrategia directa y ser constante; cada paso que olvides hacer te llevará a buscar el pañuelo. Claro está, si las “alergias” son en realidad casos asmáticos crónicos, tener una mascota peluda quizás no es la solución más saludable. Si tu caso es menos dramático, toma nota.

Áreas restringidas: Necesitas tener rincones en tu hogar libres de pelos. Así que antes de darle la oportunidad de conocer toda tu casa, escoge cuáles serán las áreas designadas como “No aptas para mascotas”; por ejemplo, tu dormitorio, área de trabajo o donde te ejercitas. De seguro va a tratar de entrar y hacerlas parte de su dominio, vas a necesitar mantener puertas cerradas y suficiente entretenimiento en el resto de la casa para evitar tentaciones.

Limpieza profunda: El pelo de la mascota no es realmente el problema, es la saliva. Cada vez que el perro o gato se lame, va dejando su olor – truco para marcar territorio – pero también pasa el a su piel. Este se convierte en caspa que con el movimiento del animal pasa al aire, a tus muebles y tu cama (por esto es que limitamos su territorio en el hogar). Evitar que suceda es casi imposible, pero limpiando con frecuencia eliminamos suficiente caspa del ambiente. ¿Recomendación? Pasar la aspiradora par de veces a la semana y lavar bien las sábanas y colchas con agua caliente.

¡Achú! El alergeno pasa al ambiente, pero cuando tú acaricias a tu mascota, pasa a tu piel activando las alergias. Lávate bien las manos luego de jugar con tu perrito antes de hacer cualquier otra cosa. Evita tocarte la cara o rascarte los ojos.

Las razas sin pelo no resuelven el problema: Mascotas de raza con poco pelo como el y el perro Chinese Crested son comercializadas como perfectas para convivir con personas alérgicas. No te dejes llevar por la propaganda. Aunque sueltan menos pelo que sus amigos, todavía transmiten el alergeno a su piel.

Agua y champú mensual: De seguro será el peor día del mes para tu mascota, pero bañarlos más a menudo ayuda a eliminar pelos y alergenos del cuerpo. Cepillarlos varias veces a la semana también mantiene los niveles alergénicos bajos.

 
Foto: iStock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios