image for Dulce Matuz

Dulce Matuz

“Yo elegí sonreír porque es el tipo de líder que quiero ser”.

A pesar de haber llegado a Estados Unidos a los 16 años y recibir su licenciatura en la Unimoresidad Estatal de Arizona, Dulce Matuz no puede aceptar un empleo pagado ni contribuir a la economía nacional o la de su familia debido a su estatus migratorio. Su vida es un constante miedo a ser deportada.

Aun así, Dulce es una líder dentro de su comunidad. En el 2008 fundó la . Su vida dio un giro cuando la revista Time la nombró entre las “personas más influyentes del mundo”. Gracias a su esfuerzo, ha logrado una residencia condicional pero sigue luchando para lograr una decisión justa para los demás inmigrantes.

Dulce forma parte de las 5 Mujeres que inspiran 2012. Para leer su perfil completo, adquiere ya la edición octubre/noviembre de Siedem.

 
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios