image for 6 experiencias que solo vives cuando te mudas a otro país

6 experiencias que solo vives cuando te mudas a otro país

Cuando decides que es tiempo de cambiar de país porque apareció el trabajo de tus sueños o esa beca que esperabas de la unimoresidad o simplemente, allí está el taller para desarrollar tus talentos, nadie te dice qué viene con esa decisión. Sí tendrás múltiples satisfacciones, pero al mismo tiempo tendrás que dejar algunas cosas atrás que extrañarás el día menos pensado. Esto vino a mi mente cuando leí un artículo de .

1. Sentirás la soledad. Habrá sábados y domingos que llamarás a casa para saber cómo están los tuyos, pero nadie contestará porque están haciendo su vida (fiestas, cumpleaños, diligencias) y tú colgarás dándote cuenta de que hoy tu cita es contigo misma. Que no conoces a nadie aún y que los que acabas de conocer tienen sus compromisos.

2. Tus amigos no están. “¡Si estuvieras aquí iríamos al teatro hoy!”,”uf, la clase de yoga tiene a un instructor espectacular, pero no lo moreás ni la podemos hacerla juntas”. Lamentablemente, estas frases serán más recurrentes entre tus amigos y tú. Y aunque les envíes una foto vía texto, no es lo mismo. No saldrás del trabajo para encontrarte con ellas y contarles qué tal te fue en el trabajo ni tu mejor amiga llorará contigo porque terminó con su novio de 5 años, que era tu amigo de secundaria. Sencillamente tus amistades no están.

3. Perderás sucesos importantes. No podrás estar en los cumpleaños de mamá, papá o tus hermanos. Y si tienes sobrinos, va a ser muy difícil para ti no poder estar presente en su nacimiento, bautizo o cumpleaños. Las bodas de tus mejores amigos, tal vez sean un evento al que tampoco asistirás. Así como pocos, o ninguno, de los miembros de tu grupo más íntimo estará junto a ti el día de tu cumpleaños.

 

Lee más
thumbnail of feature post
10 reglas de las mujeres bellas que debes seguir
 

 

4. Solo tendrán una idea de tu vida. Escucharás a varios miembros de tu familia, amigos o excompañeros quejarse de sus problemas, los ayudarás a buscar soluciones. Pero, ¿ellos de moredad sabrán cómo estás tú? NO. Nadie se imagina lo que experimentas realmente, o las tristezas que vives a diario cuando tienes que hacerlo todo sola sin una mano amiga. Porque tú . Por ahora, solo estás tú. Los demás siguen sus quejas y tú sigues animándolos, sin que nadie sepa lo que realmente vives tú cuando caminas sola por las calle de una ciudad ajena.

5. Amarás la comida que no querías. La comida típica de la abuela, esa de la que huías porque te hacía engordar y muchas veces rechazaste, ahora querrás comerla con ansias. Incluso, buscarás opciones de restaurantes con menú típico de tu país. Puede ser que te guste, pero la mayoría de las veces dirás “es que no sabe igual”.

6. Extrañarás los sonidos de tu tierra. En la noche cuando todo se supone que esté en calma (depende donde vivas, claro está) buscarás escuchar esos sonidos típicos de la noche en tu ciudad. La voz de la vecina, los niños gritando, la música de la vecina excéntrica, pero no están. Tranquila, con el tiempo encontrarás tus propios sonidos.

 

 
Thinkstock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios