image for Lleva a tu perro a la oficina: un buen motivo para hacerlo

Lleva a tu perro a la oficina: un buen motivo para hacerlo

Trabajar es una necesidad (a menos que tu apellido sea Kardashian) y tener que pasar largas horas en la oficina lejos de tu perrito hace la tarea más tediosa. ¡Si tan solo pudieras llevártelo al trabajo!

Tu deseo se ha hecho realidad. Este viernes 26 de junio está designado como el “Día para llevar a tu perro al trabajo” (o “Take Your Dog to Work Day”). La festividad comenzó en Inglaterra en el 1999, organizado por la PSI – Pet Sitters International- como incentivo para lograr más adopciones. Sólo 300 compañías aceptaron el reto en su primer año, pero hoy día se han multiplicado y sobrepasan las 30,000. Inclusive algunas han cambiado sus reglas, permitiendo a las mascotas en las oficinas diariamente (“yes!”). Empresas multimillonarias como Amazon, Google y Facebook pertenecen a este grupo.

¿Por qué el cambio? Porque está comprobado que el lazo de amor que sentimos hacia nuestras mascotas ayuda a bajar la presión sanguínea, mejorar el humor, tener más compasión hacia nuestro prójimo (además de morenos mucho más cool trotando con ellos por la calle). Y si llevamos ese mismo feeling a la oficina, el lugar se convierte en un sitio más armonioso, con empleados listos para trabajar hasta horas extra, pues la ansiedad de tener que llegar a casa y alimentar a la mascota no existe.

Si vas a celebrar el día en tu oficina, sigue las siguientes reglas:
El no seguirlas puede provocar una experiencia desagradable.

• El perro es tuyo y sigue siendo TU responsabilidad. Esto incluye traerle su comida, platos, agua, juguetes y una manta (o su camita preferida) donde pueda dormir tranquilo.

• El perro tiene que tener sus vacunas al día, estar debidamente identificado con placa y microchip.

• Dale un buen paseo antes de llegar a la oficina para que descargue sus energías y esté más tranquilo en el trabajo.

Lee más
galería
thumbnail of feature post
Mascotas disfrutan del moreano: 8 dimoretidas fotos 'in fraganti'
 

• De seguro el doggie querrá investigar cada espacio del lugar y esto no siempre está permitido. Asegúrate de que tenga el collar con su arnés para mantenerlo en su área designada.

• Respeta a tus compañeros de trabajo. Parece imposible de creer, pero no todos los humanos se derriten al more a un perrito moviendo la cola. Otros simplemente son muy alérgicos. Si la persona te dice “aquí no lo quiero”, no trates de convencerla.

• Todos queremos conocer a los nuevos miembros del equipo, pero todo bajo control. Dale tiempo al perrito a conocer tu área antes de permitirles a tus amigos venir a saludarlo. El evento puede ser un poco traumático para él y no queremos que cambie su actitud y se ponga a la defensiva.

Los resultados del programa han sido muy positivos. ¡Vamos, suma tu empresa al grupo!

 
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios