image for 4 razones por las que tu perro engordó

4 razones por las que tu perro engordó

Como nos ocurre a nosotros mismos, nuestras mascotas, en este caso los perros, pueden tener periodos en los que engorden más de la cuenta. La obesidad es algo que hay que tener presente y sobre todo vigilar porque las causas pueden ser múltiples. Como siempre decimos desde estas líneas, ante la duda, siempre lo primero que debes hacer es llevarlos al veterinario, ellos son los profesionales y los que te darán las mejores indicaciones para tratar a tu mascota. Sin embargo, nosotras te daremos algunas pautas del por qué puede haber engordado tu perro. Estas son algunas de las causas más comunes:

1- Hormonas: Los perros también pueden sufrir problemas hormonales relacionados con enfermedades como el hipotiroidismo. Este tipo de trastornos afectan, entre otras cosas, el peso de nuestro animal.

2- Tipo de comida: A la hora de elegir el pienso de tu perro, conviene siempre informarse bien para comprarle el más adecuado a su raza y a su peso, con los nutrientes, vitaminas y grasas adecuados (esto lo puedes consultar con tu veterinario sin ningún problema). Además, debes tener cuidado si le das algún tipo de sobra a tu perro. Primero tienes que tener en cuenta que lo que es bueno para tu estómago, no tiene por qué serlo para el suyo, así que amoreigua primero si le hará daño. Ten en cuenta además que siempre debes adecuar la cantidad de comida que le das a tu perro con la actividad física que hace.

3- : Ambos tratamientos favorecen la acumulación de grasa en el cuerpo de nuestro perro, así que una vez que lo castres o la esterilices, ten cuidado con el exceso de grasa.

Lee más
galería
thumbnail of feature post
Perros: Lo que su raza dice de ti (FOTOS)
 

4- Poco ejercicio: De nuevo la posible falta de ejercicio se cuela en uno de los motivos por los que tu perro puede haber ganado peso. Ten en cuenta que el ejercicio es fundamental para nuestros perros, ya no solo por salud, sino también por su estado de ánimo. Sal con tu perro y trata de que camine y corra al menos una hora al día, trata de jugar también con él en casa. ¡Los dos lo agradecerán!

 
Foto: iStock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios