image for Los errores más comunes de las dietas

Los errores más comunes de las dietas

Quizás en algún momento comenzaste una dieta con todos los ánimos del mundo, la seguiste al pie de la letra y no adelgazaste lo esperado. Inmediatamente culpas a la dieta, la abandonas, te decepcionas y sigues con el estilo de vida poco saludable. No hay necesidad de desesperarse, solo presta atención a los siguientes errores comunes de las dietas para more si hay algo que tengas que corregir:

 

Saltarte una comida o reducir drásticamente las porciones de comida: puede parecer contradictorio, pero dejar de comer o comer muy poco es un error porque ralentizarás tu metabolismo. El cuerpo necesita cierta cantidad de nutrientes para funcionar bien y si no los recibe, entra en un estado de alerta y comienza a consumir las reservas; es decir, la masa muscular. En pocas palabras, puede que comer poco te haga perder peso aparentemente, pero quedarás flácida y débil, ya que perderás masa muscular y no masa grasa.

 

Eliminar todo tipo de grasas o proteínas: investigaciones recientes han concluido que hay grasas buenas esenciales para mantener una salud y peso óptimos. Son las grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas que puedes encontrar en alimentos no procesados como nueces, pescados, aceite de oliva y aguacate. Lo mismo ocurre con las proteínas animales, son necesarias para crear masa muscular y darte una sensación de saciedad durante todo el día. Entonces, diles sí a las grasas buenas y a las proteínas animales magras, ya que no solo te ayudarán a adelgazar sino también a tener una mejor salud en general.

Lee más
galería
thumbnail of feature post
Dietas para adelgazar según tu edad (FOTOS)
 

No prestar atención a las calorías o azúcares ocultos: muchos productos supuestamente dietéticos o light están llenos de azúcares y aditivos (aunque no aparezcan en la etiqueta). Por eso es importante consumir alimentos no procesados y naturales cuando estás a dieta y evitar los productos envasados. Así sabrás lo que estás comiendo.

 

Comer siempre lo mismo: para no caer en la rutina, puedes ponerte creativa y variar tus comidas, si es posible todos los días, para que te comprometas más con tu dieta. En internet encontrarás mil formas de preparar una deliciosa y sana pechuga con vegetales.

 

Pensar que la dieta es transitoria y que luego puedes volmore a tus viejos hábitos: si quieres mantener un peso sano para toda la vida, debes cambiar esos viejos hábitos dañinos y adoptar un nuevo estilo alimentario. Cuando te comas un postre, lo harás conscientemente, con moderación, sabiendo cómo y cuándo hacerlo para que no te engorde. Sí te digo que una vez hayas adoptado una buena alimentación, te sentirás tan renovada y enérgica que no querrás volmore al pasado; esto te animará aun más a seguir. Tu cuerpo y mente te lo agradecerán.

 

 

 
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios